Qué es y cómo aplicar la regla de los tercios en ilustración

Desde hace siglos, se sabe que la geometría tiene un papel fundamental en lo que se refiere a la composición

Desde la Antigüedad, el número áureo ha sido digno de adoración y, en su versión más visual y estética, encarna una perfección casi mística. Los griegos explicaban todo lo sacro a través de la geometría, el arte y las matemáticas, utilizando la proporción áurea como símbolo de la excelencia y la divinidad; esta proporción se repite constantemente en la naturaleza y se ha venido replicando en el arte a lo largo de los siglos.

Aleix Gordo Hostau

¿Qué es la regla de los tercios?

La regla de los tercios es una simplificación extrema de la complicada proporción áurea tan aclamada, aplaudida y utilizada desde hace siglos. Se podría decir que es la fórmula de composición más sencilla que existe y, sin embargo, funciona prácticamente siempre que se aplica.

Para aplicar la regla de los tercios basta con dividir el espacio de la composición o lienzo sobre el que vamos a trabajar en nueve cuadrantes idénticos. Esto generará cuatro intersecciones en los puntos centrales de la composición, que son los puntos de tensión que, en la mayoría de ilustraciones, pinturas, fotografías o composiciones visuales, más atraen nuestra mirada y nos parecen más «placenteros».

Aleix Gordo Hostau
Aleix Gordo Hostau

La regla de los tercios en ilustración

El mundo del arte, con la pintura a la cabeza, es el mayor exponente de la utilización de la proporción áurea y de la regla de los tercios en concreto. Solo con echar un vistazo a algunos de los cuadros más famosos de la historia nos daremos cuenta de que la mayoría cumple a rajatabla este modo de composición.

En el cine, la fotografía y el diseño, por citar solo algunas disciplinas, también es fácil percatarse de la aplicación de la regla de los tercios, y la ilustración no es una excepción.

Para aplicar la regla de los tercios en tus ilustraciones solo tienes que trazar dos líneas horizontales y dos verticales sobre el espacio sobre el que pretendes trabajar, creando una cuadrícula de nueve espacios exactamente iguales. A partir de ahí, podrás comenzar a bocetar y colocar los elementos de tu dibujo teniendo en cuenta el poder de aquellos puntos con un poder de atracción mayor.

Muchos, no obstante consideran que componer según la ley de tercios es demasiado rígido y predecible. Ten en cuenta, por lo tanto, que también puedes elegir crear composiciones evitando colocar los puntos más importantes en los lugares importantes que marca la ley de tercios, buscando, de este modo, una composición muy desequilibrada a propósito.

SiguenosTwitterFacebook